martes, 23 de enero de 2018

¡¡¡POR FIN, ESPAÑA!!!

*Qué respondería el pueblo guineano si la pregunta de un referéndum fuera esta: ¿Quieres que España vuelva a ser nuestro compañero de camino?
* “El tercer Presidente que se elija en Guinea Ecuatorial, encauzará este país.” (P. ONDO EDU)
                                                              https://web.archive.org/web/20120805164631im_/http:/www.guinea-ecuatorial.org/imgs/ASAMBLEA14_01_2012.jpg                                                                          
Exilio guineo ecuatoriano en España, 23 de enero de 2018.-  Cualquier guineo ecuatoriano consciente, seguro que acompañado por numerosos españoles del gran mundo civil español, lanza, este grito de luz y esperanza.
Desde que hace ya cincuenta años, vimos los guineanos, cómo en aquel 5 de marzo de 1969, a escaso un año de la independencia el cuerpo social, humano y religioso de la, hasta entonces, “Guinea Española” se resquebrajaba, súbitamente, en tres trozos:
1.- EL REGIMEN DE TERROR, liderado, al alimón, por Macías Nguema, como Presidente; y Obiang Nguema, como jefe de Cárceles, que atrapaban el poder de forma silvestre y alocada; ya, sin aquel control que acompañó a nuestro pueblo durante los finales de la colonización: T.E.G.G. (Territorios Españoles del Golfo de Guinea) años 50; durante los años de las DOS PROVINCIAS Españolas de Ultra Mar; y durante los previstos 10 años (reducidos, furtivamente, a solo 4 años) de AUTONOMÍA. Años de crecimiento y pujanza…

2.- EL PUEBLO GUINEO, de repente, atrapado en las redes punzantes de un régimen, que para mejor domeñar, subyugar y humillar a aquella sociedad guineana que, tras haber alcanzado un alto nivel social, de cultura y formación; envuelta en el manto sereno y pacífico de sus 90%  de cristiano-católicos; envidiado por el gran entorno africano que nos rodea, nunca hubiera imaginado que la INDEPENDENCIA significaría eso: borrar todo lo que significó España para el pueblo de Guinea Ecuatorial, incluida la cultura, la formación… y todos esos valores “profundos” que elevaron a ese pueblo a las alturas de valoración adquirida antes de la independencia.
3.- ESPAÑA HUYE Y ABANDONA, al pueblo de Guinea Ecuatorial. Un leve y avispado RETÉN de españoles, vestidos de un oscuro tul diplomático, aguanta y juega a la tauromaquia con un Macías enfurecido, hundido en una esquizofrénica mezcla de enfado porque se marchan los españoles (Le dejan “sin un duro”-dicen-) y a la vez cree que, sin los españoles, dominará más y hará lo que le dé la gana con el pueblo de Guinea Ecuatorial. Tanto los españoles regresados a su país, el 5 de marzo de 1969 como el retén de ellos que permanece en Guinea Ecuatorial, se inhiben y “¡pasan olímpicamente” de todo lo que le pasa al pueblo guineo, atrapado en manos de Macías NGUEMA y de Obiang NGUEMA. Se marcharon los españoles; y detrás dejaron dos frases, entre otras, especialmente significativas.
A) “Si estoy bien con dios, qué me importan los ángeles” (¿No les importa el dolor y miseria en la que se revuelca el pueblo?)
B)Estaremos con el que esté…” (¿Ningún esfuerzo para que el pueblo guineo esté en manos dignas, limpias y democráticas, como debían haber sido unas ELECCIONES LIBRES?)

“¡QUE VUELVA ESPAÑA…!”
Al dictador golpista Obiang Nguema no le faltó (muy seguro) ese certero consejo y profundo asesoramiento de alguno de los que aceptaron y facilitaron su golpe de estado; y que cualquier guineo sensato y honesto hubiera aceptado:
“Si quieres triunfar y sobrevivir, vuelve a España (aunque sea, desgraciadamente, disimulando o engañando, como tantos saben hacerlo)
¡¡¡Buen consejo!!!
Pero si el dictador golpista Obiang NGUEMA, después de colaborar once años con su tío, Presidente Macías NGUEMA, desde el puesto que ocupaba de jefe de cárceles; después de detener, torturar, disparar, juzgar y asesinar, a su tío Macías NGUEMA, si hubiera vuelto a España llevándose consigo a todo el pueblo guineo, durante los treinta y nueve años de su dictadura, quizás hubiera matado a menos guineanos. Optó claramente por acapararse y hacer suya a España (¡¡¡a algunos españoles!!!) agazaparse bajo el silencio e inhibición de España. No precisamente para lo que esperaba el pueblo de Guinea Ecuatorial y el pueblo español; sino para once primeros años con Macías y 39 años, él solo, conducir al pueblo guineo al vaciado de valores humanos, al vaciado y apropiación personal del poder económico del país y para exterminio del acervo humano del pueblo de Guinea Ecuatorial.
CINCUENTA AÑOS DE “MIERDA”. 50 años de una independencia de un pueblo inmerso y hundido en un pozo sin fondo de corrupción, de denuncias, traiciones mutuas, detenciones, encarcelamientos, torturas, juicios sumarísimos sin garantías judiciales, condenas y muertes por asesinatos: ejecuciones extrajudiciales, envenenamientos masivos con muertes “en extrañas circunstancias”… Nada extraño que se pueda calificar a la República de Guinea Ecuatorial, como un pueblo digno, humilde, sencillo, atrapado y sumergido en el pozo de una gran dictadura de  MIERDA (Trump dixit).
Estábamos, los guineanos, con un negro y fétido bozal de silencio dentro del país, y con un grito aplastado de fría sordina de abandono en nuestro exilio, cuando a finales del año 2017,  se producen tres nuevas elecciones “municipales, parlamentaria y senatoriales”; sin que nada hiciéramos de más que no fuera el ya repetitivo y ronco llamamiento a la ABSTENCIÓN; llamamiento cada vez más masivamente respondido por el pueblo guineo de dentro y las manos abiertas levantadas ante la comunidad internacional, denunciando otro violento FRAUDE ELECTORAL… eterno refugio del dictador golpista, Obiang Nguema Mbasogo y sus cobardes acólito
https://4.bp.blogspot.com/-37elYhvts4Y/WmXaTosrdDI/AAAAAAAAJiI/-W048q_KbTku2PrPLCRan8S7bjf3CfUDACEwYBhgL/s400/Captura%2Bde%2Bpantalla%2B2018-01-22%2Ba%2Blas%2B13.31.15.png
“Busquemos, entre todos, una solución inteligente a la situación de Guinea Ecuatorial” (Dijo, en sesión parlamentaria, Don Mariano Rajoy Brey, Presidente del Gobierno español)
¡¡¡POR FIN, ESPAÑA!!!
Y España ya se nos asomó, unos años antes, por entre los pañales de un extraño amanecer de tenues luces, cuando oímos de la voz, en sede parlamentaria, del Presiente del Gobierno español, Don Mariano Rajoy Brey, anunciando aquel: “Busquemos, entre todos, una solución inteligente a la situación de Guinea Ecuatorial…”
Al cabo de siempre oscuras nubes de silencio expectante, nos nació, en el seno de la Comisión de Exteriores del Parlamento español el “INTER-GRUPO de amigos de Guinea Ecuatorial”. No era de “amigos del gobierno” de Guinea Ecuatorial. Nos sonó, de pronto, a una inequívoca novedad, cuando no contraria, al menos de diferente misión al M.A.O. (Movimiento de Amigos de Obiang… no, de Guinea Ecuatorial…)
Las enésimas elecciones fraudulentas convocadas por el dictador golpista  contra Guinea Ecuatorial, y a las que no les ha faltada una sonora ABSTENCIÓN popular, han venido a chocar ¡¡¡Por primera vez!!!) contra un cualificado muro de rechazo y de peso internacional. España, esta vez, se negó rotundamente a aceptar y bendecir estas fraudulentas elecciones. Voz de Gobierno español que venía a desentumecer las obstruidas cuerdas informativas de medios de comunicación, entre ellos “EL PAÍS”. Y se pronunció, así, el INTERGRUPO. Y habló la Comisión Europea. Y se expresó Francia. Y lo dijeron los Estados Unidos de América.
¿QUÉ DICE ESPAÑA?
Por fin Guinea Ecuatorial tiene una respuesta real, activa, pública y publicada por España a esa pregunta constituida en un cerrado tamiz por el que tienen que pasar las sensibilidades democráticas  de otros entorno europeos y occidentales hacia Guinea Ecuatorial. ¿Qué dice España?
Es muy fácil entender y comprender que el pueblo guineano, haya estado y esté  permanentemente  pendiente, y haciendo esta pregunta y esperando la respuesta deseada;  casi desde el primer día después del 5 de marzo, en que se marcharon los españoles de Guinea Ecuatorial.
España no ha aceptado; ha descalificado y ha rechazado rotundamente las enésimas elecciones convocadas  y celebradas por el dictador golpista de Guinea Ecuatorial. En tromba, La Comisión Europea, Francia, Estados Unidos, Occidente han repetido digna y elegantemente el no de España, nacido del, propio seno y voluntad del pueblo guineano.
Estábamos todos a la espera ciega, aunque desconfiada, de que el dictador y su régimen, se dieran tiempo para meditar tan decepcionante NO español y su desencadenada repercusión internacional. El dictador golpista, siempre más cerca de la violencia ciega y del reto bélico, sin medir, ha tirado por el camino de en medio y:
a) Ha celebrado y constituido su Congreso de Diputados fraudulentos.

https://3.bp.blogspot.com/-eUNs-kBw90A/WliGNvUf5FI/AAAAAAAAJgs/zREMbbtJpMIcJiblNOQDPHaQrdCp_bb7QCLcBGAs/s400/Captura%2Bde%2Bpantalla%2B2018-01-12%2Ba%2Blas%2B10.55.42.pnghttps://3.bp.blogspot.com/-eUNs-kBw90A/WliGNvUf5FI/AAAAAAAAJgs/zREMbbtJpMIcJiblNOQDPHaQrdCp_bb7QCLcBGAs/s400/Captura%2Bde%2Bpantalla%2B2018-01-12%2Ba%2Blas%2B10.55.42.png
b) Como en todos sus momentos más apretados  e incómodos, ha recurrido una vez a un enésimo invento de golpe de estado. Como siempre, para apuntar con las armas al grupo de enemigos más significados y seleccionados (Esta vez, precisamente gente de dentro de su propio clan, incómodos y aburridos,  cansados de un octogenario empeñado en reeditarse en su hijo, Teodorin que, ya anuncia, antes de heredar el poder, en un acostumbrado castellano, a trompicones,  que “¡¡¡NO TOLORA… NO TALELO… NO TOLOLARÉ A NADIE!!!. Es la terrible  tragicomedia en la que nos tiene envueltos el régimen de Obiang Nguema.
c) Metido en la vorágine esquizofrénica de terribles mentiras, ajeno a otra misión que no sea su defensa propia (con el clan reventado en múltiples trocitos, en busca de tomar el poder), el dictador no ha dudado en alquilar o comprar a una oscura recua de -dicen- cinco mil mercenarios ugandeses, para defenderse de su propio ejército (inutilizado) y para rodear y acorralar al pueblo, incómodo, guineano.
d) Finalmente, en eses eterno y tan conocido juego entre la cobardía, el escondite y la mentira, y ante la que parece cierta y cercana visita de una delegación de un poderoso país occidental, para investigar sobre el estado de salud  de las personas encarceladas a propósito del intento de golpe de estado anunciado a finales del pasado año, el dictador golpista ha ordenado vaciar las cárceles cercanas a las capitales importantes de Guinea Ecuatorial,  para diseminar y esconder a los torturados presos  por las “cárceles-vertederos” de Evínayong, Aconibe, etc. etc.
Resultado de imagen de bonifacio ondo edu
Como lo vaticinó el "apóstol", catequista, Maestro y Presidente de la Autonomía de Guinea Ecuatorial, Don  Bonifacio ONDO EDU: “El tercer Presidente de la Independencia que llegue a Guinea Ecuatorial, será el que encauzará este país”
Lo más seguro es que aquel que ponga en los corazones y labios del pueblo guineano, este grito con el que iniciamos este trabajo, dará en el clavo de la profecía de Don Bonifacio Ondo Edu, gran mártir de la Independencia de Guinea Ecuatorial.